CASA DEL TITERE

La  primera salida en autobús ha sido un éxito, el recorrido hasta llegar a Camas era todo un alboroto, hablaban fuerte, gritaban… les animé a cantar alguna canción para hacer el camino más entretenido, pero nada, no había ganas de cantar, preferían hablar y comentar con el compañero o compañera lo que veían tras la ventana, los ojos de nuestros niños y niñas ven con asombro  pequeñeces que en los ojos de adultos pasan desapercibidas, ¡ La maravilla de la infancia!.

 

Llegamos a nuestro destino, bajamos del autobús y nos dirigimos a la Casa del Títere, el autobús nos dejo justo en la puerta. Entramos al recibidor y allí nos mostraron los distintos tipos de marionetas del mundo y con juegos de palabras hicieron retahíla con el nombre de la seño y de los compañeros y compañeras.

Una vez pasamos esta parte principal entramos en el País de nunca Jamás, nos enseñaron diferentes tipos de teatro, hicimos algunos bailes y luego nos fuimos a desayunar.

Tras el desayuno salimos a la partir exterior a desfogar un un poco, pintamos una marioneta de pinocho y seguimos con mas teatrillo, unos juegos de magia y y mas baile.

La vuelta fue mas tranquila pero no silenciosa, habían disfrutado mucho así que iban eufórico.